NOSOTROS

Damos  gloria y honra a nuestro padre celestial por la enorme bendición que nos permite al poder tener este medio de transmisión, con el cual esperamos poder llevar la palabra de Dios a todo aquel que la necesite.

MINISTERIO DE PODER UNA VOZ DE ALERTA .

Radio una voz de alerta. ha Sido una realidad después de ser una anhelo en la mente y en el corazón del Pastor y Evangelista Octavio Perez Morales, en su espíritu de servicio al Reino de Dios. Ahora este medio ha comenzado a cumplir su propósito, el dar a conocer la palabra de Dios y promover la sana doctrina de nuestro señor Jesucristo y se pueda expandir a diferentes naciones

GRACIAS POR SU SINTONIA

Dios bendiga a los hermanos y hermanas que nos sintonizan por este medio de comunicación Radial. Nuestra programación en VIVO sonando las 24 horas, durante todos los días de la semana. La programación se mantiene al aire durante las 24 horas/7 días a la semana/365 al año.

RESEÑA HISTÓRICA

En el año 2000 Dios llamo al hermano Octavio para ministrar  como  pastor de la iglesia “Cristo es la Respuesta” y también recibió el  ministerio de  evangelista, celebrando campañas evangelistas en diferentes lugares, y ha  tenido oportunidad de tener programas radiales. En el año 2006 Dios le dio el nombre del ministerio “Una voz de alerta”  para proclamar al mundo que son los últimos días, tiempos finales, el fin se acerca “Cristo viene Pronto”. En este año 2017 Dios concede la oportunidad de crear esta página de radio para seguir diciendo a muchos que “Cristo viene ya”

MISIÓN DEL MINISTERIO

Defender y proclamar la sana doctrina en estos tiempos de crisis espiritual que ha estado azotando a la iglesia del Señor Jesucristo. Al mismo tiempo dar a conocer  entre las naciones las últimas advertencias de Dios a un mundo lleno de incertidumbre, diciendo que vienen tiempos difíciles, como: terremotos, guerras, pestes, hambres e inundaciones por los cambios climáticos, etc. pero que solamente en Jesucristo hay seguridad  y esperanza de vida.

VISIÓN DEL MINISTERIO

Alcanzar muchas almas para Cristo, restaurar familias, edificar la iglesia de Cristo, llevar bendición a vidas necesitadas. A través de la predicación y las oraciones